Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Departamento de Estudios Pedagógicos

Candidatos a rector/a

Visiones frente al Proyecto Institucional de Educación de la Universidad de Chile

Debate en Radio Universidad de Chile

Debate en Radio Universidad de Chile

Los desafíos en materia de educación que enfrentará quien ocupe el cargo de rector/a de la Universidad de Chile durante el próximo período serán de la mayor relevancia. El escenario del país augura cambios importantes, tanto en la forma en que se concibe la educación como en las condiciones en que esto comenzará a materializarse. En este contexto, la discusión sobre la manera en que se formarán los futuros profesores y profesoras de la Universidad de Chile se convierte en un tema fundamental para la próxima rectoría, la que deberá definir, a su vez, la institucionalidad que acompañará este proceso.

Actualmente existen a lo menos dos propuestas a este respecto y, a semanas de la elección, probablemente este debate se seguirá profundizando y enriqueciendo.
Aprovechando el foro organizado por el Senado Universitario y transmitido por la Radio Universidad de Chile que reunió a las actualmente siete candidaturas, consultamos a los y las aspirantes a la rectoría sobre su visión e ideas frente al Proyecto Institucional de Educación y el futuro de las pedagogías en nuestra Universidad. Las siguientes fueron sus respuestas:


Raúl Morales, Académico de la Facultad de Ciencias y senador universitario


Yo ya me definí. No soy partidario de crear una nueva Facultad de Educación. En el Consejo de Facultad de Filosofía y Humanidades les propuse el cambio de nombre a Facultad de Filosofía, Humanidades y Educación, vale decir, como era históricamente antes del golpe militar. Por lo tanto, yo soy partidario de establecer la normalidad en esa Facultad y, en un trabajo en conjunto con las facultades vecinas, abrir el espacio de formación de profesores de enseñanza básica y media. En esa tarea nos vamos a comprometer los próximos cuatro años.


Creo que dimos el ejemplo como Facultad de Ciencias y Facultad de Filosofía el año 2004 al crear nuevamente las pedagogías de inicio en Física y Matemáticas. Alrededor de nueve años después de ése experimento, hemos visto los buenos resultados. Sobre esa base, estoy de acuerdo en seguir proyectando el mismo modelo, de modo que sea la Facultad de Filosofía, Humanidades y Educación la que dirija en la universidad la formación de profesores.

Cecilia Sepúlveda, Decana de la Facultad de Medicina


Creo que el proyecto de formación de profesores y profesoras en todos los niveles es muy importante. Para que la universidad pueda aportar al país a mejorar la educación, necesitamos buenos profesores y profesoras. Este es un tema en el que la universidad tiene que tomar con mucha fuerza y dar un gran salto.


La Facultad de Filosofía y Humanidades, que ha estado formando profesores desde el año 1994 en adelante, no sólo es heredera de la tradición del Pedagógico, y con ello de haber formado profesores durante casi un siglo, sino que también tiene las capacidades para asumir este desafío. Por supuesto, con más recursos y en otras condiciones, pero ahí está la experiencia y las capacidades, yo estoy en ésa línea.


Francisco Brieva, Decano de la Facultad de Cs. Físicas y Matemáticas


Mi apreciación y lo he dicho en varias comisiones a las que me han invitado, es que la forma como se ha dado este debate al interior de la Universidad ha sido un proceso mal llevado. Este proceso necesita reconsiderarse y rearmarse considerando la historia que tiene el Departamento de Estudios Pedagógicos de la Facultad de Filosofía y Humanidades, pero también reconociendo que existe capacidad de investigaciones pedagógicas dentro de la universidad en distintas unidades.


Creo que la disyuntiva de poner el problema como uno versus otro nos ha hecho daño. Mi posición no es de plebiscitar, es de trabajar en una solución sana.


Patricio González, Académico de la Facultad de Medicina


Creo que es una buena idea la creación de una Facultad de Educación e integrar distintos recursos allí: humanos, materiales, etc. Lo más importante es poder desarrollar un proyecto que tienda a mejorar la educación de nuestro país. Ahora, este tipo de decisiones tan importantes necesariamente tienen que ser consultadas con la comunidad, en una suerte de referéndum académico.


En resumen, me gusta la idea de una Facultad de Educación, pero esto tiene que ser sancionado por la comunidad. Si no, mejor no lo hagamos, porque vamos a tener problemas.


Ennio Vivaldi, Académico de la Facultad de Medicina


Si yo soy rector no tengo por qué cargar con las cosas malas que han hecho otros. Creo que la forma como se encausó este proceso lamentablemente terminó con un quiebre entre dos grupos que a mí me encantaría poder de alguna manera hacer converger. Creo que esa es la labor que tiene un rector.


A mí no me cabe duda de que existe una tradición de las pedagogías que está radicada en las Humanidades y en la cual los valores más importantes no tienen que ver con el Simce ni con esas cosas, sino con temas como las actitudes y valores que se inculcan en los estudiantes. La tradición histórica en la cual está inserta la función educativa, la cultura en su sentido más amplio y creo que por su naturaleza está radicada en el ámbito de las Humanidades y de las Cs. Sociales.


Yo me olvidaría de los dos proyectos y diría que hay un gran desafío hacia afuera, que es todo el tema de la educación en Chile. Hay que articular un sistema público de educación. No me cabe duda de que eso está fundamentalmente centrado en las Humanidades y Educación. Habiendo dicho eso, creo que sería tremendamente malo, como universidad inclusiva, pluralista, etc., que se excluyera a otros grupos como el CIAE, que realizan un aporte.


Pablo Oyarzún, Académico de la Facultad de Arte en representación de Gonzalo Díaz, académico de la Facultad de Arte y Premio Nacional de Artes Plásticas, (el profesor Gonzalo Díaz se encontraba fuera del país al momento de realizar esta nota).


Lo que pasa con el proyecto es que, de alguna forma, se adelantó la formula institucional cuando en realidad había que partir discutiendo el proyecto en sí. Para eso, hay que poner a conversar a toda la gente que trabaja en educación en su conjunto dentro de la Universidad.


No se puede desconocer que hay capacidades instaladas desde hace mucho tiempo en la Facultad de Filosofía y Humanidades y el campus Juan Gómez Millas aparece como el espacio natural por las disciplinas que allí se concentran. Por otro lado, es importante el reconocimiento de que existe algo así como la investigación del trabajo en aula y que no solamente hay investigación en macro o micro datos y con los indicadores del desarrollo de la educación en Chile.


Se tiene que resolver la decisión entre formadores de profesores e investigadores en educación, que son de alguna manera los dos grandes modelos al interior de la Universidad de Chile.


Fernando Lolas, Académico de la Facultad de Medicina


He sido muy claro a este respecto: La Facultad de Filosofía y Humanidades, absorbiendo otras instituciones que existen en la universidad, está capacitada para llevar adelante el proyecto pedagógico.


Quiero recordar que en mi época de Vicerrector creamos la habilitación pedagógica de los licenciados de la Facultad de Ciencias, que eran profesores excelentes porque, además de saber didáctica, sabían de sus especialidades. Mi punto de vista es inequívoco: No otra facultad.

Miércoles 9 de abril de 2014

Compartir:
http://uchile.cl/f100357
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: