Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Facultad de Filosofía y Humanidades

Especialistas salvadoreños participarán en diploma y transferencia tecnológica

Universidad de Chile y Ministerio de Educación de El Salvador lanzaron proyecto de cooperación en formación ciudadana

Rodrigo Hurtado, Coordinador de EduAbierta

Rodrigo Hurtado, Coordinador de EduAbierta

La influencia de la Universidad de Chile en el ámbito de la educación en El Salvador se remonta a las primeras décadas del siglo XX, cuando en 1929 un grupo de diez profesores salvadoreños llegó a nuestro país a estudiar al Instituto Pedagógico. Casi cien años después la casa de Bello, a través de su Facultad de Filosofía y Humanidades, lanzó un inédito proyecto de cooperación Sur Sur en conjunto con el Ministerio de Educación de este país centroamericano para fortalecer la educación pública.

En el año 1929 un grupo de diez profesores salvadores fueron becados para estudiar en el Instituto Pedagógico de Chile. Ellos se convirtieron en los primeros docentes de educación media del país e impulsaron la primera reforma educativa en El Salvador. Fue en 1935 cuando regresan a su país y comienzan a sentar las bases de un sistema que luego da origen al Ministerio de Educación. Con su formación y experiencia, estos profesionales impactan en la formación pedagógica y más adelante forman parte del núcleo intelectual y político de la primera mitad del siglo XX.

Hoy la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile regresa a El Salvador para desarrollar una inédita iniciativa de cooperación Sur-Sur con el Ministerio de Educación de El Salvador, que busca impactar en el mejoramiento de la convivencia democrática en sus escuelas públicas. Casi cien años después de esa primera colaboración entre ambos países, El Salvador y Chile coinciden en un contexto donde sus gobiernos consideran prioritaria la formación en ciudadanía. Se trata del proyecto "Intercambio de experiencias pedagógicas entre El Salvador y Chile para fortalecer la formación ciudadana y la convivencia democrática", que contribuirá a las políticas públicas de Educación del país centroamericano.

“El Salvador y Chile tienen vínculos políticos y culturales fuertes e históricos. Ambos países luchan por profundizar la democracia después de largos periodos de dictadura y violencia. Ambos países ha conocido formas de liberalismo, con sus consecuencias de consumismo, desigualdades e individualismo. La tarea ahora es contribuir a una conciencia social basada en el respeto de los DDHH y sociales, en una ética de la responsabilidad y garantizar una educación inclusiva y de calidad”, explicó la embajadora de Chile en El Salvador, María Inés Ruz en el lanzamiento del proyecto realizado en el Centro Cívico Cultural Legislativo de San Salvador que contó con la participación de más de 200 profesores, funcionarios públicos, representantes de ONGs y organismos internacionales.

La actividad estuvo encabezada por el Ministro de Educación de El Salvador, Carlos Canjura, quien señaló que “estamos haciendo un esfuerzo fundamental de formación de maestros en estos temas. Agradezco los esfuerzos que se han realizado en esta tarea de tener un sólido de educación que de verdad promueva la democracia”.

Ambos países están abordando como parte central de sus políticas públicas educacionales el tema de la formación ciudadana en los establecimientos escolares. Para la diputada y firmante de los Acuerdos de Paz Nidia Díaz, este proyecto es muy significativo considerando el marco de conmemoración del 25 aniversario de la firma del Acuerdo de Paz de 1992 en El Salvador.

“Es importante el tema hacia la democracia y la cultura de paz, porque eso fue uno de los aspectos que propusimos en la firma de los Acuerdos de Paz, impulsar la democracia y la construcción de un estado de derecho (…) y para avanzar en la democracia de un país, en la armonía, en los métodos de resolución de conflictos, debemos trabajar por esa armonía de convivencia en todos los niveles educativos», señaló Díaz.

Un proyecto de cooperación Sur-Sur para la fortalecer la educación pública

En el marco del lanzamiento se iniciaron las clases presenciales del Diploma “Educación y democracia. Formación ciudadana para la escuela de hoy”, dirigido a 70 docentes especialistas salvadoreños con metodología semipresencial, y que constituye una de las principales actividades del proyecto. La fase virtual contempla un conjunto de recursos educativos digitales para promover el aprendizaje autónomo y colaborativo, alojados en la plataforma EduAbierta del Programa Transversal de Educación de la Universidad de Chile (PTE), entidad que apoya la iniciativa. El equipo de EduAbierta, coordinado por Rodrigo Hurtado, transferirá e instalará las competencias y capacidades esenciales propias de una unidad productiva de recursos educativos digitales.

El trabajo que está realizando la Universidad de Chile llega en un momento clave para El Salvador. “El tema de formación ciudadana es una deuda que tiene el país y no sólo es responsabilidad del Ministerio de Educación. Iniciamos un diálogo con los docentes, construimos guías metodológicas, lo hicimos sin recursos y llevamos a la práctica un principio, estamos especializando muy bien a los docentes y con ellos tenemos que construir los programas”, dice Carlos Rodríguez, coordinador del Centro Nacional de Investigaciones en Ciencias Sociales y Humanidades (CENICSH) del Ministerio de Educación de El Salvador.

Para el académico del programa de Educación Continua para el Magisterio (PEC) Álvaro Ramis es relevante que «la formación inicial docente en El Salvador incorpore la línea de la formación para la ciudadanía como un eje permanente, debido a que el fortalecimiento de la democracia exige docentes que puedan formar en democracia, en valores, hábitos democráticos (…) para que tengan la posibilidad de formular su propio pensamiento, un pensamiento crítico, activo y que les permita comprometerse».

Por su parte, el historiador salvadoreño Roberto Turcios considera que esta iniciativa debería ser “una de las prioridades fundamentales en la perspectiva de legados de este gobierno para el futuro. En el Salvador tenemos una configuración de hegemonías políticas que están moldeadas en los símbolos autoritarios, procedentes de una matriz dictatorial de larga duración”.

Otro tema relevante de este proyecto se relaciona con trabajar el pasado reciente. Ambos países han tenido experiencias traumáticas con dictaduras y guerra civil. Ernesto Águila, académico de la Facultad de Filosofía y Humanidades, advirtió que es necesario considerar una ética y una pedagogía de la memoria y al mismo tiempo repensar las formas en que se ejerce la ciudadanía.

El trabajo que se realizará entre ambos países se sustenta en las potencialidades de intercambio a partir de experiencias positivas previas entre la Universidad de Chile y el Ministerio de Educación de El Salvador. Contribuirá al proceso de capacitación de especialistas salvadoreños en las áreas de formación ciudadana y convivencia a través de asistencia técnica y de intercambio de experiencias y metodologías pedagógicas innovadoras. Un aspecto clave de este proyecto es la transferencia de tecnologías apropiadas para la construcción de una plataforma educativa digital que permita replicar las metodologías, herramientas y experiencias.

Otros ámbitos de cooperación que contempla el proyecto son la transferencia tecnológica en competencias y capacidades esenciales de una unidad productiva de recursos educativos digitales y la pasantía de algunos docentes salvadoreños e intercambio de experiencias con escuelas chilenas.

La Universidad de Chile, a través del Programa de Educación Continua para el Magisterio (PEC) de la Facultad de Filosofía y Humanidades y el Ministerio de Educación de El Salvador estarán a cargo de implementar este proyecto, adjudicado por el Fondo Chile, establecido por el Gobierno de Chile —a través de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID)- y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La primera misión de este proyecto estuvo a cargo de un equipo de la Facultad de Filosofía y Humanidades integrado por Marcela Peña, Rodrigo Hurtado, Alicia Sánchez, Álvaro Ramis y Ernesto Águila.

Por Alicia Sánchez, Encargada de Comunicaciones del Programa Transversal de Educación de la Universidad de Chile.

Miércoles 6 de diciembre de 2017

Compartir:
http://uchile.cl/f139601
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: