Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Facultad de Filosofía y Humanidades

Los desafíos de las Humanidades en el nuevo Senado Universitario

El fortalecimiento de nuestro potencial democrático, la defensa de la universidad pública, la eliminación de todo tipo de discriminación y los abusos de poder, la responsabilidad en materia de memoria como parte del alma de nuestra nación y la discusión sobre el papel de las humanidades en Chile, son algunos de los temas que instalarán las académicas Alejandra Bottinelli, Carla Peñaloza y el estudiante Gabriel González, recién electos como miembros del Senado Universitario.

Los desafíos de los nuevos senadores y senadoras de nuestra Facultad en el Senado universitario

Uno de los hitos políticos de la Universidad de Chile, lo constituye la creación del Senado Universitario en el año 2006. A más de una década de existencia, la comunidad universitaria lo valora como una instancia democrática triestamental, donde se discuten los temas fundamentales y que marcarán el futuro de nuestra casa de estudios.

Entre sus principales logros se cuenta la aprobación de las Políticas universitarias de Sustentabilidad (2012), de Equidad e Inclusión Estudiantil (2014), para Prevenir el Acoso Sexual (2017), de Corresponsabilidad Social (2017), de Inclusión y Discapacidad (2018) y de Educación (2018). Durante su funcionamiento se han adoptado más de 2249 acuerdos, de los cuales 1220 son estatutarios, 704 reglamentarios y 325 procedimentales.

El periodo que viene será clave por la implementación de las nuevas leyes de educación superior y universidades del Estado.

Los tres nuevos integrantes de nuestra Facultad que nos representarán en el Senado, las profesoras Carla Peñaloza y Alejandra Bottinelli, y el estudiante de Lengua y Literatura Hispánica, Gabriel González, se refieren a los desafíos que planteará su trabajo en esta instancia. En el marco de su reciente elección, este lunes se reunieron con el decano, Prof. Carlos Ruiz Schneider, la vicedecana, Prof. Luz Ángela Martínez, y el director de Extensión y Comunicaciones, Prof. Ernesto Águila.

Para Gabriel González, los retos que se asoman para el nuevo período estarán en “el proyecto de remuneraciones, la discusión sobre el papel de las humanidades en Chile, además de las disciplinas que se imparten en el campus”.

Otro asunto que es relevante para González es la actual composición del Senado, pues no da cuenta de la contribución y el aporte que realizan los otros estamentos al desarrollo de la Universidad. “Mientras hay una treintena de académicos, sólo hay dos funcionarios y siete estudiantes. La Universidad no es posible sólo con académicos. La composición del Senado no refleja todas las dimensiones del trabajo que se hace en la Universidad. Tenemos que debatir respecto a cómo se modifica eso”, dice Gabriel González, estudiante, senador electo.

En este sentido, la senadora electa Alejandra Bottinelli, profesora del Departamento de Literatura, considera que es necesario fortalecer el “potencial democrático de nuestro Senado a través de nuevos instrumentos que permita mantenerlo en sintonía y comunicación con la comunidad, sus preocupaciones y proyectos. Los departamentos disciplinarios y los centros interdisciplinarios deben encontrar en esta instancia un espacio que acoja sus iniciativas y demandas”.

Su trabajo buscará propiciar, desde el Senado, las políticas y protocolos que apunten a que nuestra Universidad y sus unidades académicas sean “espacios públicos amigables, ambientalmente sustentables, integradores, orientados por el mutuo cuidado y el respeto a la diferencia, y libres de toda violencia y forma de acoso y abuso sexual y de poder”.

Por primera vez una académica del departamento de Historia fue elegida para integrar el Senado. Se trata de la historiadora Carla Peñaloza, quien se desempeñará como Senadora transversal.

“Al igual que en el período anterior, la defensa de la universidad pública, a partir de la nueva Ley, será fundamental. De hecho uno de los ejes de esta Ley se relaciona con el gobierno universitario. Cabe destacar que la Universidad de Chile tiene una gobernanza más democrática que otros planteles y el Senado es, precisamente, un reflejo de esto. También es importante mejorar las condiciones de trabajo. Mejorar las condiciones de la comunidad universitaria en su conjunto es imprescindible. Se debe fortalecer la convivencia y eso significa eliminar todo tipo de discriminación, los abusos de poder, las desigualdades, así como las situaciones de violencia o maltrato entre sus miembros”, advierte la profesora Peñaloza.

Y es que durante este período, un desafío muy relevante, a juicio de Bottinelli, será el fortalecimiento de la coordinación y presencia de las universidades del Estado en el debate sobre el modelo de desarrollo de nuestro país. “La nueva Ley de Universidades del Estado representa una oportunidad para reposicionar una voz crítica desde las universidades públicas sobre los desafíos estratégicos nacionales y debemos ejercerla fomentando la articulación y la constitución de un sentido comunitario y de un horizonte común entre ellas”.

En otros ámbitos, explica la académica Peñaloza, se requiere revitalizar la influencia de las humanidades y de las disciplinas que se imparten en el Campus Juan Gómez Millas. “En términos de peso político e intelectual, la disciplinas que se imparten acá deben tener mayor injerencia no sólo al interior de la Universidad, sino también en los debates sobre temas país. Si bien existe un avance en la infraestructura del Campus, se requieren más fondos para investigar en sus áreas de estudio y tener un mayor impacto”.

Uno de los temas que preocupan a la senadora electa Peñaloza es cómo contribuimos al ejercicio de la memoria en nuestra sociedad. “A este país le hace falta memoria y en este campus debemos investigarla, promoverla, difundirla y ejercitarla. La memoria es parte del alma de nuestra nación. No se puede jugar con las emociones de un país que tiene heridas y deudas profundas no sólo con las víctimas de la dictadura. Hay una responsabilidad con las futuras generaciones y en eso la Universidad de Chile debe jugar un rol clave”, dice Peñaloza.

Coincide con estas prioridades la senadora electa Bottinelli, destacando que la Facultad de Filosofía y Humanidades “es un espacio académico que tiene una historia que coincide con la de la Universidad y por lo tanto su riqueza constituye un patrimonio que la universidad debe resguardar, poner en valor y potenciar con especial energía durante el período que se abre”.

Desde sus inicios, el Senado Universitario ha contado con representantes de las Humanidades: Hiram Vivanco Torres (2006 – 2014), María Isabel Flisfisch Fernández (2006 – 2010), Kemy Oyarzún Vaccaro, (2010 – 2014), Carlos Ruiz Schneider y Guillermo Soto Vergara (2014 - en ejercicio hasta 2018), estos últimos ejerciendo el rol de vicepresidente.

por Alicia Sánchez

Miércoles 22 de agosto de 2018

Compartir:
http://uchile.cl/f146309
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: