Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Facultad de Filosofía y Humanidades

Consejo de Facultad respalda declaración conjunta sobre situación del currículum de Historia

El Consejo de la Facultad de Filosofía y Humanidades resolvió por mayoría adherir a la declaración de las unidades académicas e instancias estudiantiles vinculadas a la historia y su enseñanza sobre el acuerdo del Consejo Nacional de Educación (CNED) de eliminar la obligatoriedad de Historia, Geografía y Ciencias Sociales para los estudiantes de Tercero y Cuarto año de Educación Media.

Las y los abajo firmantes declaran lo siguiente:

1) Nuestro asombro por la forma opaca que ha tenido el proceso que culminó en esta decisión, en el que se advierte ausencia de actas que lo documenten, ausencia de contenidos, objetivos y competencias que la fundamenten y la desconsideración de opiniones expertas que la desaconsejaron. Exigimos que este tipo de decisiones se inserte en un proceso participativo y deliberativo, transparente, que integre la participación efectiva y no la mera consulta simbólica de actores que consideramos claves en el proceso: especialmente los miembros de la comunidad educativa, profesoras y profesores, estudiantes, padres/madres/apoderadas-os, equipos de gestión y demás profesionales y asistentes de la educación; instituciones formadoras de investigadores/as en las disciplinas comprometidas y creadoras de conocimiento en estas áreas; instituciones que forman a futuros profesores y profesoras, que investigan y crean conocimiento educativo, pedagógico y didáctico, en diálogo profundo con las experiencias cotidianas del aula y de las comunidades escolares desde la práctica y el desempeño profesional docente. El rol de cada una y cada uno es fundamental. Por lo tanto, es urgente establecer una política de desarrollo curricular distinta a la que nos ha regido en las últimas décadas, con mecanismos normativos que garanticen una construcción participativa y democrática de todos los actores mencionados.

2) Nuestra convicción por una educación que garantice una formación integral de las personas, que les permita experimentar distintas maneras de conocer, comprender y problematizar la realidad, a través de una perspectiva interdisciplinaria que esté en consonancia con los principios y prácticas de una educación inclusiva. Por lo tanto, manifestamos nuestro total rechazo a la desvalorización implícita de las Humanidades, Artes y Educación Física y Salud en el ámbito formativo de las y los jóvenes chilenos en su condición de ciudadanos y sujetos de derechos y deberes.

3) Nuestro asombro ante el reduccionismo curricular que implica una medida de este tipo para la mayor parte del estudiantado del país, pues ignora las gigantescas brechas educativas existentes entre una educación particular de élite y una educación municipal y subvencionada dirigida a una inmensa mayoría, que debe conformarse con recursos precarios, lagunas formativas, agobio laboral de las y los trabajadores y profesionales de la educación, y otras condiciones estructurales que impactan directamente en el derecho a una educación equitativa y de calidad para todas y todos los estudiantes. Ante esta situación basal, la eventual pérdida de obligatoriedad de las asignaturas de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, Educación Artística y Educación Física y Salud, contribuirá a acentuar las brechas ya reconocibles entre los/as estudiantes que ingresan a la educación superior, en la medida que estas áreas no serán prioridad en el proceso formativo, como sí lo son Matemática y Lengua Castellana y Comunicación en función de pruebas estandarizadas como SIMCE y PSU. El peligro potencial es la generación de una enorme masa de ciudadanas y ciudadanos acríticos y de segunda categoría, sin consciencia de sí mismos y de la realidad en que están insertos.

4) Nuestro rechazo a la concepción de la Historia como un mero repositorio de datos, fechas, lugares y personajes, frente a la cual reafirmamos una Historia que comprende al sujeto situado en sus dimensiones espaciales, temporales, culturales y sociales que le permite la construcción identitaria a través del sentido y la memoria. En ese aspecto, si bien valoramos la presencia de una asignatura de Formación Ciudadana, recalcamos que no puede tratarse de un ritual desprovisto de contexto y sentido en que se repiten irreflexivamente meros conceptos y abstracciones encapsuladas. Por el contrario, la ciudadanía se construye desde su ejercicio y las experiencias situadas que deben ser vividas, significadas y resignificadas por las y los estudiantes a través de su inserción en procesos histórico-territoriales. Ello se proyecta en la construcción de una escuela democrática a través de la valoración, promoción y accionar desde y para una cultura de los Derechos Humanos y Ambientales, el reconocimiento e inclusión de la diversidad, la interculturalidad, la igualdad de derecho de género e identidades sexuales; todas ellas competencias sello de la Universidad de Chile.

5) En el caso particular de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, manifestamos nuestro rechazo a este reduccionismo curricular. Frente al supuesto que hasta Segundo Medio se habrían tratado todos los contenidos mínimos obligatorios y desarrollado las habilidades y competencias esenciales de esta área del saber, oponemos la noción de un aprendizaje basado en la experiencia de un continuo escolar que permita construir historicidad, pensamiento crítico y capacidad argumentativa para el desarrollo de la autonomía en las y los estudiantes.

6) Cuestionamos la idea de las condiciones de la electividad, pues están insertas en una lógica centralista, de mercado y unidireccional que no satisfacen las necesidades territoriales de cada comunidad escolar. Manifestamos nuestra preocupación sobre la posibilidad que la electividad se reduzca a los parámetros del contexto estandarizado de la educación chilena y la lectura reduccionista de la calidad, debido a que atenta con el correcto desarrollo de una educación integral e inclusiva de la diversidad. Asimismo, valoramos que la electividad provenga de los planteamientos de los distintos actores de la comunidad educativa.

En consecuencia, llamamos a las y los estudiantes, funcionarios y académicos de la Facultad de Filosofía y Humanidades, como al conjunto de sus autoridades personales y colegiadas, a rechazar claramente este despropósito curricular por sus efectos segregadores e inhibidores del desarrollo de una memoria histórica y auténtica ciudadanía, y a representar este sentir en todas las instancias superiores de la Universidad de Chile (Rectoría, Consejo Universitario y Senado Universitario).



Departamento de Ciencias Históricas

Coordinadora de Estudiantes de Historia

Área de Didáctica de Historia, Geografía y Ciencias Sociales del Departamento de Estudios Pedagógicos

Estudiantes de Pedagogía en Educación Media (post – licenciatura)

Universidad de Chile




Viernes 14 de junio de 2019

Compartir:
http://uchile.cl/f154768
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: