XXIII Jornadas de Historia de Chile

Comunicado cancelación XXIII Jornadas de Historia de Chile

XXIII Jornadas de Historia de Chile

Lamentablemente y por razones de fuerza mayor, ajenas a la voluntad de este Comité Organizador, nos vemos en la obligación de comunicar la suspensión las XXIII Jornadas de Historia de Chile.

Desde la instauración de la zona de emergencia por parte del gobierno, nuestro objetivo ha sido garantizar el desarrollo de las Jornadas y a la vez respetar las decisiones personales en torno a las manifestaciones de descontento. Estimamos que, como Comité, debíamos realizar todos los esfuerzos posibles por cumplir los compromisos adquiridos con ustedes cuando hace un año publicábamos nuestra primera circular, más allá de nuestro sentir personal hacia la actual situación política y social. Pero, el aumento sostenido de las expresiones de protesta, el alcance nacional que han adoptado las movilizaciones, así como la escalada conflictual que implica la declaración de toque de queda–medida autoritaria que implica la militarización del espacio público— nos llevan a adoptar esta decisión. 

Esta se adopta tras haber explorado varias alternativas como el cambio de fechas o el traslado de la sede. La primera resulta inviable porque la mayoría de los participantes ya había planificado el resto de su año académico y no podría asistir a un evento en otra fecha. La segunda hemos tenido que descartarla pues todos los espacios públicos de Santiago con capacidad para albergar este evento se encuentran cerrados en el contexto del decreto de la zona de emergencia.

En consecuencia, dado que no hay alternativas posibles, y a modo de compensar a quienes ya habían comprometido su asistencia, remitiremos el certificado de presentación a todos los participantes. Por otro lado, se estudiará la posibilidad de devolver parte del dinero abonado, luego de cubrir los gastos que ya fueron ejecutados o comprometidos para efectos de preparar la implementación de la Jornada.


Durante los últimos meses, el equipo que trabajó organizando este congreso desplegó una labor impresionante, con una tremenda seriedad y generosidad y nos habíamos hecho la ilusión de ofrecerles una productiva jornada de trabajo intelectual, pero las miopes acciones que han fabricado este fuerte malestar social nos han arrebatado esta oportunidad. Esperamos que los errores se corrijan y que nuestras reflexiones historiográficas puedan contribuir en esta dirección.

Comité Organizador XXIII Jornadas de Historia de Chile